El uso de la tecnología LED en el ámbito público supone sustantivos ahorros en consumo de energía y mantenimiento de los productos.


Las lámparas y luminarias LED son ideales para iluminar vías públicas, plazas, parques y jardines. Tienen una larga vida útil y ofrecen una iluminación uniforme que mejora la visibilidad y por tanto la seguridad vial.