Los diferenciales son interruptores que se instalan para proteger la instalación de derivaciones a tierra y también a las personas que puedan entrar en contacto con la energía. Se trata de un sistema automático que interrumpe el suministro eléctrico de la instalación cuando se produce una fuga de intensidad.